distancias.com.es.

distancias.com.es.

Los tipos de rocas en el relieve terrestre

Los tipos de rocas en el relieve terrestre

Introducción

Desde tiempos antiguos, los humanos han estado fascinados por las rocas y su relación con el relieve terrestre. La geología es la ciencia que se encarga de estudiar la composición, estructura, origen y evolución de las rocas y el relieve terrestre. En este artículo vamos a hablar sobre los diferentes tipos de rocas que existen y su relación con la formación del relieve terrestre.

Las tres principales categorías de rocas

Rocas ígneas

Las rocas ígneas se forman a partir de la solidificación del magma o la lava. El magma es una mezcla de roca fundida, gases y agua que se encuentra en el interior de la Tierra. Cuando el magma asciende hacia la superficie terrestre a través de una abertura, como un volcán, se llama lava. Las rocas ígneas se clasifican en dos tipos:

  • Rocas ígneas intrusivas: se forman cuando el magma frío se solidifica dentro de la corteza terrestre, formando plutones o masas de roca. Ejemplos de rocas ígneas intrusivas son el granito y el diorita.
  • Rocas ígneas extrusivas: se forman cuando la lava caliente se enfría y se solidifica en la superficie terrestre. Las rocas ígneas extrusivas se conocen como rocas volcánicas, como el basalto y la riolita.

Rocas sedimentarias

Las rocas sedimentarias se forman a partir de la acumulación y consolidación de sedimentos, que son fragmentos de rocas, minerales, restos de organismos y materiales orgánicos e inorgánicos que son transportados y depositados por el viento, el agua o el hielo. Las rocas sedimentarias se clasifican en tres tipos:

  • Rocas sedimentarias detríticas: se forman a partir de la acumulación y compactación de fragmentos de rocas preexistentes, como la arenisca, la lutita y el conglomerado.
  • Rocas sedimentarias químicas: se forman a partir de la precipitación de minerales disueltos en el agua, como la calcita y el yeso.
  • Rocas sedimentarias biogénicas: se forman a partir de los restos fosilizados de organismos, como los arrecifes de coral y el petróleo.

Rocas metamórficas

Las rocas metamórficas se forman a partir de la transformación física y química de rocas preexistentes debido a la exposición a altas temperaturas, presiones y/o fluidos activos. Las rocas metamórficas se clasifican en dos tipos:

  • Rocas metamórficas de grado bajo: se forman a partir de rocas sedimentarias por debajo de la superficie terrestre, como la pizarra y el esquisto.
  • Rocas metamórficas de grado alto: se forman a partir de rocas ígneas o sedimentarias por debajo de la superficie terrestre, como el gneis y el mármol.

La relación entre las rocas y el relieve terrestre

El relieve terrestre está formado por montañas, valles, llanuras, cañones, mesetas, depresiones y otras formas geológicas. Las rocas son los principales componentes del relieve terrestre y su distribución y características determinan la diversidad y complejidad del relieve terrestre.

Las rocas ígneas son las más abundantes en el interior de la Tierra y son responsables de la formación de la mayoría de las cadenas montañosas y otras formaciones geológicas. Las rocas sedimentarias se encuentran en las capas más externas de la Tierra y a menudo se asocian con terrenos planos y suaves. Las rocas metamórficas se encuentran entre las capas externas e internas de la Tierra y se asocian con terrenos escarpados y montañosos.

El relieve terrestre también es afectado por otros factores geológicos como la erosión, la tectónica de placas, la actividad volcánica y los movimientos del agua y del hielo. La erosión consiste en la eliminación de material de la superficie terrestre por la acción del viento, el agua y el hielo. Esto da lugar a la formación de valles, cañones y otras formas de relieve eólico, fluvial y glacial.

La tectónica de placas es la teoría científica que explica cómo las placas tectónicas de la Tierra se mueven y chocan entre sí, causando la formación de montañas, océanos, volcanes y terremotos. La actividad volcánica puede crear nuevas tierras y montañas a través de la erupción de magma y lava en la superficie terrestre.

Los movimientos del agua y del hielo, como los ríos, los lagos, los glaciares y los icebergs, también afectan al relieve terrestre al erosionar y depositar sedimentos, crear formas fluviales y glaciares, y desencadenar inundaciones y deslizamientos de tierra.

Conclusión

En resumen, los diferentes tipos de rocas son esenciales para la comprensión de la formación y evolución del relieve terrestre. La geología es una ciencia fascinante que nos permite explorar el pasado, presente y futuro del planeta Tierra. Esperamos que este artículo haya sido útil para comprender mejor cómo las rocas moldean el paisaje terrestre y cómo el relieve terrestre es el resultado de una compleja interacción entre procesos geológicos, climáticos y biológicos.